Gioacchino Rossini, Duetto buffo para dos gatos.

Gioacchino Rossini tenía un gran sentido del humor y no le hacía ninguna gracia que los cantantes modificaran las partituras de sus óperas en su propio beneficio, osadía en la que (a principios del siglo XIX) las sopranos eran auténticas virtuosas.

Se desconoce con certeza si algo de lo segundo tuvo que ver en la composición de esta pequeña pieza para piano y dos voces femeninas, generalmente sopranos, pero lo cierto es que llamó poderosamente la atención que el gran Rossini hiciera cantar a dos gatos. La compuso en honor de un par de gatos que todas las mañanas venían a visitarlo a su ventana en su casa de Padua.

Quién les iba a decir a aquellos dos mininos que sus maullidos iban a formar parte de la historia de la música.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en B) Compositores, b___ Gioacchino Rossini, e___ Vídeos curiosos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s